¿Qué puedo comprar en India por un euro?

El segundo país más poblado del mundo, te espera con toda su historia y cultura, la India, es un lugar mágico, donde sin duda, debes aprovechar al máximo tu paso, para que tu visita sea memorable. Obviamente, hay opciones para todos los presupuestos, y aquí la idea es darte las que mejor se acomoden a tu bolsillo.

Aquí puedes comer los platos típicos, o hamburguesas, chocolates, cerveza y sopas de fideos, por menos de un euro, tomar muchísimo té, y puedes conseguir hostales, que ofrecen dormitorios comunes, por ese precio también, eso si no te disgusta compartir tus espacios con otros viajeros.

Si hay algo que no puedes dejar de comprar son las especias, la India es famosa por sus condimentos, durante siglos recibían barcos y caravanas de camellos, a cargarse con pimienta negra, cardamomo, curry (que en la India no se llama curry, sino masala, el curry es un tipo de hoja), cúrcuma y cilantro, así que en Vieja Delhi, o en el puerto de Cochin en Kerala, donde en los mercados podrás ver infinidad de especias, con los precios más asequibles, claro está, dependerá del gramaje que pidas; con lo que asegurarás el llevarte un poco de sabor hindú a tu hogar.

Así como los condimentos, la diversidad de tés es inimaginable, la recomendación es probar los que oriundos de la India, además lo bueno es que al igual que las especias, compras por peso. Por otro lado, siendo una nación cargada de espiritualidad, en los bazares y mercados callejeros, está repletos de imágenes, inciensos, y collares de flores, para sus rituales, pero bien pueden resultar todo un espectáculo a la vista y un excelente souvenir. Cabe destacar que, los inciensos, no son comunes, ya que son fabricados por artesanos con materiales y aromas naturales.

En cuanto a transporte, los famosos Tuc-tuc, son toda una experiencia, solo antes de montarte pregunta la distancia, ya que por cada kilómetro son 5 rupias, tomando en cuenta que un euro equivale a 78,55 rupias, viene siendo un medio de transporte bastante económico, con el que podrás acercarte a los mercados y recorrer las atareadas calles de la India.

Por último, no importa cuánto gastes, o cuánto te ahorres, viajar a este país y caminar por sus calles, y ver su vasta cultura, es toda una experiencia de vida, que te va a acompañar por siempre, es una de esas cosas que tienes que hacer antes de morir.