¿Qué puedo comprar en Vietnam por un euro?

Vietnam es un país lleno de historia, por lo tanto, hay muchos lugares qué recorrer, que te van a trasladar a esos momentos cruciales que si vivieron en la época de la guerra civil, aparte de eso, cuenta con infraestructuras y monumentos ancestrales, a los cuales no necesitas de invertir dinero para disfrutarlos.

Lo cierto es que, con un euro, puedes garantizarte las bebidas, así que podrás saciar tu sed, incluso, por menos de eso; ya que el agua embotellada cuesta apenas unos 27 céntimos, la lata de refrescos en 44 céntimos y la cerveza nacional, puedes tomarte hasta medio litro de cerveza por un poco menos un de un euro, así que, si quieres divertirte sin afectar tu bolsillo, esa es una buena opción.

Para no dejar pasar las oportunidades de probar lo más autóctono, por suerte, el plato típico, el “pho bo”, que consta de una sopa de fideos con carne, cuesta apenas un euro, y si de comprar un recuerdo de tu viaje, podrás conseguir una caja de tabacos, al mismo precio.

Si hay algo que no puedes dejar de hacer, es visitar el mercado nocturno de Hoi An, y disfrutar del espectáculo que es las linternas de papel, que iluminan toda la ciudad. Esto, lo puedes realizar, mientras compras algunas hierbas medicinales, o bien pruebas los dulces típicos vietnamitas.

Un dato importante, es que en la cultura de Vietnam, no es mal visto el regateo, así que puedes negociar los precios que te den, y así lograr un buen intercambio, esto claro está, solo lo puedes hacer en mercados populares. Las cosas más económicas, son las típicas vietnamitas, todo lo importado que veas en los centros comerciales, son realmente costosos. Y siempre, cambia tus euros a dongs, la moneda local, cuya tasa se ronda 26.247, por cada euro, ya que los precios en moneda local son más bajos, que en moneda extranjera; por ejemplo, lo más barato en euros, cuesta 5 y en dólares lo mínimo es uno. Otro consejo imprescindible a la hora de comprar es que en Ho Chi Minh City son más económicas las cosas que en Hanoi; es decir, en el sur ahorrarás más que en el norte, en especial si son puestos al pie de la carretera.

Lo ideal es que disfrutes de la grandeza de este país, con toda la simplicidad del mundo, de seguro lo vas agredecer, puesto que lo más maravilloso lo encontrarás en lo cotidiano, en sus lugares populares, en sus olores, sus sabores, el clima estupendo, la gente y los colores que te brinda esta tierra y su gente.