Como ahorrar en la reforma de tu hogar

Como en todos los proyectos en los que pretendes ahorrar dinero, la reforma de tu casa merece una planificación y un análisis exhaustivo de lo que debes hacer, cuanto vas a gastar y como lo vas a gastar.

Esto sucede porque a menudo cuando nos embarcamos en un proyecto como la reforma de la casa empezamos a comprar cosas y por no determinar prioridades se agota el presupuesto o se gasta más de lo estipulado por el desorden.

Además del orden es necesario trabajar en pro de hacer nuestro hogar más eficiente. Quizás hoy gastemos más, pero con el paso del tiempo agradeceremos las decisiones tomadas porque nos ayudan a ahorrar más en el mediano y largo plazo.

Al momento tomar la decisión de remodelar lo primero que hay que hacer es buscar al menos tres presupuestos con los cuales comparar los pros y contras de cada compañía. Estos presupuestos deben estar orientados en la mano de obra porque a veces las compañías ponen unos precios excesivos en los materiales y si tu buscas los materiales por tu cuenta veras como ahorras un dinero considerable.

Es necesario que sepas que en cada decisión que tomes podrías ahorrar dinero que a la larga será valioso, ese ahorro va a venir reflejado en las facturas de luz sobre todo al comprar bombillas LED y materiales aislantes para evitar que la temperatura ambiente entre a la casa forzando el aire acondicionado o la calefacción.

Deberás comprar también pintura plástica ya que esa es de fácil limpieza y no tendrás que remplazarla de inmediato ahorrando dinero en los años sucesivos.

Además de las bombillas LED que ahorran más del 70% en electricidad respecto a las normales, puedes también reemplazar tus viejos grifos por monomandos con aireadores, ya que reducen un 60% del gasto del agua ahorrando así no solo en luz sino también en agua.

Trata de hacer tu mismo una parte de la reforma. Quizás no puedas realizarla toda, pero si al menos pintas las paredes y puedes cambiar los grifos en algo habrás recortado tu presupuesto.

Si te gusta la madera en el piso elige madera cerámica que es más económica que los listones de madera tradicional y es fácil cuidado y mantenimiento.

Trata de realizar la reforma de la casa completa o una remodelación grande porque cuantos más materiales compres el precio de ellos será menor. Evidentemente de esta manera gastaras más, pero si haces una sola gran reforma gastarás menos que si haces 10 pequeñas reformas.

A veces puedes reciclar algunas de las cosas que tienes en casa ya que no es necesario tirarlo todo a la basura, quizás retapizar tu mueble saldrá más económico y se verá mejor que un mueble nuevo. Si tienes gabinetes relativamente nuevos porque no puedes pintarlos y darle un aire nuevo con el resto de la reforma.

En ocasiones se menosprecian pequeños cambios, pero tumbar una pared y pintar las otras para darle un aspecto de más espacio ya cuenta como remodelación, esos pequeños ajustes más otros cambios pueden ser más importantes que una reestructuración completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *